Turbografx

Características

  • Fabricante: NEC/TTI
  • Procesador: HuC6280A (65SC02 modificado) @ 1.79 o 7.16 MHz (intercambiable vía software)
  • Formato: HuCards
  • Puertos: 1 mando
  • Librería de juegos: Sobre los 100.
  • Precio Original: 32.900 pesetas (200€).
  • Ventas: Unos 10 millones sumando todas las regiones.

La TurbografxLa Turbografx

Historia

La Turbografx (sin el 16 y con la g en minúscula) es la versión de la consola japonesa PC Engine que llegó a Europa de mano de Telegames en 1990, principalmente al Reino Unido. En Estados Unidos fue llamada TurboGrafx-16 (o TG-16).

Así pues, la TurboGrafx-16 no es más que la versión que salió a finales del 89 de Japón de la popular PC Engine (que, a su vez, había sido lanzada en 1987). Aunque se anunció como la primera consola de 16 bits, la verdad es que su procesador central es de 8 bits. No obstante, su chip gráfico sí es de 16 bits, y capaz de mostrar unos impresionantes 482 colores simultáneos en pantalla. A Europa llegó con cuentagotas; como hemos dicho, la mayoría fue vía UK, pero nunca hubo un lanzamiento a gran escala en las regiones PAL. También llegaron grandes cantidades de PC Engine importadas, principalmente distribuidas en Francia y Benelux, gracias a un importador sin licencia para hacerlo.

Desafortunadamente, el sistema se perdió en la batalla entre la Mega Drive y la Super Nintendo. Aún con el gran fracaso comercial fuera de Japón, la Turbografx-16 sigue teniendo una cantidad nada despreciable de muy buenos juegos, incluyendo el juego de plataformas Bonk (la mascota extraoficial de la Turbografx-16), la diversión de Bomberman y uno de los mejores repartos de Shoot’em’up (o juegos de naves y disparos, para entendernos).

La consola, especialmente en su versión japonesa, es bastante pequeña y ligera, principalmente por la gran eficiencia de su arquitectura y el uso de “HuCards”, unas pequeñas tarjetas dónde van los juegos. Estas tarjetas son aproximadamente del tamaño de una tarjeta de crédito (sólo un poco más gruesas), parecido al formato que usaba la Master System en su primera versión. La diferencia era que mientras la Master System lo usó sólo en unos pocos juegos más baratos, la Turbografx-16 usaba HuCards exclusivamente.

Una de mis HuCard - R-Type (otro clásico arcade)Una de mis HuCard - R-Type (otro clásico arcade)

La Turbografx-16 fue la primera consola de la historia en tener un periférico de CD-ROM, que se lanzó como un añadido a la consola en 1988 en Japón, y que no llegaría a EEUU hasta 1990. Este dispositivo nunca llegaría oficialmente a Europa.

Mientras en nuestras tierras el sistema moría con la llegada de los sistemas de 16 bits reales, como la Super Nintendo, en Japón todavía tuvo una vida relativamente larga, gracias a los juegos eróticos para adultos, que la posicionaron en una categoría distinta al resto.

 

Innovaciones / Curiosidades

  • Algunos de los juegos iniciales de la Turbografx eran de deportes; curioso teniendo en cuenta que sólo tenía un puerto de mando, con lo que los propietarios tenían que comprar un multitap para jugar con los amigos. Otro punto en contra para la Turbografx.
  • Su principal innovación fue el uso de un chip gráfico de 16-bits.
  • Fue la primera consola en tener un periférico con CD-ROM y en usar ese soporte para juegos.
  • Como curiosidad, la PC Engine japonesa tiene el récord de ser la consola de sobremesa más pequeña de la historia.

 

Killer Games

  • Blazing Lazers: lo he escogido como representante de los shoot’em’up que poblaron el sistema simplemente porque iba incluido en el pack europeo y por su nivel de calidad. Otros como Star Soldier son todavía más aclamados por la crítica, pero lo hacen a precios inaccesibles.

  • Bonk’s Adventure: la mascota no-oficial de la Turbografx, se trata de un cavernícola que mata a los enemigos a cabezazos. Es un juego muy vivo en colores, muy divertido (el sentido del humor es extremo) y con una muy buena jugabilidad.

  • Military Madness: precursor de juegos como Advance Wars de la Nintendo DS, este juego estratégico de batalla por turnos tiene mucho más de lo que se ve a simple vista. Uno de los mejores de la historia en su género.

  • Splatterhouse: un juego bastante sangriento originado en las arcade, la conversión a Turbografx es una de las mejores.

  • Neutopia: un descarado clon de Zelda, que salvo algunos “bugs” (o errores en el juego) y unos passwords interminables, cumple su función con creces, incluso mejorando a Zelda en algunos aspectos.

  • Alien Crush: otro género estrella de la Turbografx fueron los pinball. Alien Crush fue el más extendido, y por eso lo cito como ejemplo.

 

Jugabilidad en el presente

Para los fans de la época de los 16 bits, la Turbografx es uno de los sistemas más especiales. Los juegos son muy jugables, de fácil control, y tienen una calidad y diversión arcade intrínseca. Además, muchos títulos fueron exclusivos para el sistema. No llega al nivel de la Super Nintendo, pero se le acerca. Si estáis pensando en adquirir una, es algo muy recomendable; no obstante, tened en cuenta que si bien la consola es relativamente barata, los juegos son más difíciles y caros de encontrar.


La caja de la TurbografxLa caja de la Turbografx

En mi colección

Mi Turbografx está completa en caja, con las instrucciones, plásticos y la caja de accesorios original. Parece algo difícil de conseguir, pero no lo es; muchas de las consolas que podréis encontrar a la venta están completas, e incluso son nuevas. El motivo es el stock remanente que quedó entre importadores y tiendas, especialmente en Europa, dónde el sistema no se lanzó de forma oficial – con lo que el hardware tampoco pudo ser retirado de forma oficial.

Additional information