MSX

  • Imprimir

Características

  • Fabricante: más de una veintena de fabricantes, incluyendo Sony, Panasonic, Philips, Yamaha o Toshiba, por citar unos cuantos.
  • Procesador: Zilog Z80A @ 3.58 MHz
  • Formato: Cassette, disquete, cartucho. Incluso LaserDisc y BeeCards (antecesoras de las HuCards de la Turbografx).
  • Puertos: variable, pero al menos dos.
  • Librería de juegos: alrededor de 1.500, aunque muchos sean japoneses.
  • Precio Original: variable, pero mi Toshiba HX-10 costaba aproximadamente el equivalente a unos 500€.
  • Ventas: 5 millones entre todos sus representantes.

Toshiba HX-10 64K MSXToshiba HX-10 64K MSX 

Historia

Una década antes del dominio mundial del sistema operativo Windows, con el que llegaría cierta unificación, el mercado de los ordenadores personales estaba inundado con una docena de sistemas operativos distintos disponibles e incompatibles entre ellos. Kai Nishi, fundador del distribuidor nipón de Microsoft (llamado ASCII), se propuso unificar ese caótico mercado haciendo ordenadores que fueran compatibles entre sí. Juntamente con Microsoft, definió como debían ser las especificaciones de hardware y desarrollaron un sistema operativo común que sería basado en MS BASIC 4.5. Inicialmente, el apoyo fue total. Salvo NEC, Sharp y Fujitsu, que ya tenían sus propias plataformas y preferían mantenerlas, el resto de empresas le prestaron su soporte. El 16 de julio de 1983, Nishi y Bill Gates anunciaron el “MicroSoft eXtended Basic” en una rueda de prensa. Sony, Yamaha, Mitsubishi, Sanyo y once otras empresas estaban ya listas para empezar a producir los ordenadores, mientras ASCII y Microsoft proporcionarían el sistema operativo.

El objetivo de MSX no era llegar a los profesionales, sino a las casas, y a poder ser, en los rangos de precio más bajos posible. Los ordenadores se diseñaron con los jugadores en mente, y esa es la característica que hace que aún pensando en una página de consolas, no pueda evitar hablar de estos ordenadores orientados al juego que sentaron las bases de todo lo que vino después. Montaban dos puertos de joystick, una o dos ranuras de cartucho y un teclado con una característica muy especial; la clara separación de las teclas cursor.

En 1984, Konami ya había convertido al sistema una dozena de juegos arcade, desde Antarctic Adventure hasta Super Contra. Pero no todo acababa en Konami y ASCII; grandes estudios como Namco, HAL y Hudson estaban también desarrollando sus juegos para MSX. Incluso los primeros pasos de Sony en el sector de los videojuegos fueron en el estándar MSX.

Panasonic fue, no obstante, el primero en lanzar un ordenador MSX al mercado, en otoño de 1983. Un año después, más de 20 modelos ya existían en el mercado. Con esos componentes probados y testeados (como el popular y archiconocido Zilog Z80), el MSX es un pariente cercano a la Colecovision y a la SG-1000 de Sega, pero no compatible.

Y mientras la mayoría de ordenadores MSX eran bastante parecidos entre sí, algunos tenían características especiales, como integración con unidad de cassette (para no tener que usar una externa) o especialización: los Yamaha, por ejemplo, se solían orientar a la música, con un puerto para un teclado de piano. Algunos de Panasonic eran compatibles con los reproductores de Laser Disc. Y así, podríamos ir resaltando una característica especial de cada uno de ellos. Quizás en eso esté su encanto.

Incluso los fabricantes de juegos empezaron a soltar periféricos. Entre el aporreabotones “Hypershot” de Konami para sus Track & Field, hasta los ratones, trackballs y escáner de HAL, pasando por el adaptador de BeeCards de Hudson. Su evolución son las HuCards, de PC Engine y Turbografx.

El MSX fue un éxito en Japón, pero en occidente pasó más bien desapercibido, a causa de la poca coordinación de marketing y los retrasos. Incluso podríamos decir que los fabricantes dejaron de lado mercados tan importantes como el americano, donde solo una compañía estadounidense participó en el estándar. Microsoft siguió pasiva y solo la unión de varios fabricantes (Canon, JVC, Hitachi, Mitsubishi, Sony, Sanyo y Toshiba) posibilitó que el MSX tuviese un relativo éxito en el Reino Unido.

El resto de Europa estaba más preocupada por el salto del Commodore 64 a las máquinas de 16-bits, como los Amiga, así que no había espacio para otra máquina de 8 bits procedente de Japón. No obstante, el MSX disfrutó de varios reductos adicionales. Uno de ellos fue España, uno de los países en los que más se extendió. Otro de ellos, y seguramente de los más activos, fue Holanda, por la involucración de su enseña Philips en el estándar. Rusia y Sudamérica fueron los otros grandes mercados dónde el estándar tuvo una implantación relativamente alta. Una mezcla curiosa de mercados, por lo menos.

MSX tuvo un par de iteraciones más, pero la más significativa seguramente sea la primera, el MSX2, con los teclados separados de la unidad central, nuevo procesador, más memoria y disco flexible de 3,5”. Los dos siguientes fueron el MSX2+ (Panasonic, Sanyo, Sony) y el MSX2 TurboR (cuando sólo quedaba Panasonic).

El MSX fue una historia de éxito para su creador, Kai Nishi, pero no fue más que una nota al pie de la historia de Microsoft. Bill Gates se retiró discretamente del proyecto a mediados de los 80, centrándose en conquistar las oficinas con su software en vez de con su hardware. Microsoft no volvería a preparar hardware para videojuegos hasta 2001, con la aparición de la Xbox.

 

Innovaciones / Curiosidades

  • Es uno de los primeros intentos de unificar los sistemas operativos y las arquitecturas existentes, y seguramente el único que gozó de cierto éxito.
  • El significado exacto de la palabra MSX (de la abreviación, vaya) sigue siendo elemento de debate, puesto que su origen no es precisamente claro.
  • La Sega SG-1000 y la Colecovision son, en componentes y arquitectura, muy similares al estándar MSX. Lo mismo podríamos decir del Sega SC-3000, que es básicamente el equivalente al SG-1000 en versión ordenador.
  • La escena MSX y sus seguidores es especialmente activa en la actualidad, y muy particularmente en España.

 

Killer Games

Muchas de las franquicias más populares de las que disfrutamos actualmente (o que lo hicimos en su día) de Konami y Hudson Soft tuvieron sus primeras entregas en MSX. Aquí van unos cuantos:

  • Bomberman: uno de los juegos multijugador más conocidos, entretenidos y divertidos de la historia.

  • Eggerland: la primera entrega de lo que nosotros conoceríamos como Adventures of Lolo (aquí su tercera entrega para NES).

  • Metal Gear: para MSX2, la primera creación de Hideo Kojima en esta saga.

Y hay otras franquicias de las que no podemos pasar por alto sus apariciones en el sistema:

  • Gradius (Nemesis): la conversión desde el arcade de este magnífico shoot’em’up brilla especialmente en MSX.

  • Castlevania (Vampire Killer): también de MSX2, aunque fuese lanzado después del Castlevania de NES, la entrega de MSX se aleja un poco del plataformas tradicional para acercarse más a lo que sería luego el Castlevania II de NES, aunque esta entrega en particular contiene varias mecánicas que no se vieron en otros juegos de la saga.

  • Track & Field: basado en los eventos olímpicos, la mecánica del juego es bastante simple. Se trata de poner a prueba los límites del cuerpo humano en la técnica de aporrear botones. No kidding.

 

Jugabilidad en el presente

El uso predominante de cartuchos en MSX, aunque fuesen más caros, hace que sea mucho más simple recuperarlo para echar una partida. Además de ser un sistema más fiable y rápido que, por ejemplo, el cassette, la velocidad con la que puedes empezar a jugar es mucho más rápida que con otros ordenadores de 8 bits.

No sé si será que algunos de sus juegos más típicos fueron también versionados para la NES, si sus gráficos me recuerdan a ella; pero el MSX me gusta. Fue un ideal, que fracasó en conseguir ese ideal de la misma forma que lo hizo el esperanto o la 3DO en su día, pero que es merecedor de un respeto y aprecio total y sincero por mi parte.

MSX con Track & FieldMSX con Track & Field 

En mi colección

Tengo un Toshiba HX-10 64KB, un representante de los MSX que fueron más populares en UK y el primero de salir de Japón. Sólo tiene una ranura de cartucho, pero ya es suficiente. Además, sus colores y diseño son, en mi opinión, bastante bonitos.

 

Compañeros y expertos del MSX, que sé que hay muchos, ¿cuál tenéis vosotros?