Sony PlayStation

  • Fabricante: Sony
  • Procesador: MIPS R3000A-family R3051 @ 33.8688 MHz
  • Formato: CD
  • Puertos: 2
  • Librería de juegos: 2.418.
  • Precio Original: 69.990 ptas (420€). Lejos de los 299$ con los que se lanzó en EEUU.
  • Ventas: 102,49 millones de consolas.

Sony PlayStationSony PlayStation

Historia

La PlayStation. Quizás la más grande desde la NES. Inició el dominio de Sony y su familia de consolas de forma espectacular, siendo la primera consola en vender más de 100 millones de unidades, una cifra enorme. Su popularidad fue tal que seguían vendiéndose juegos nuevos hasta 2006, 11 años después de su lanzamiento y sólo a unos meses del lanzamiento de la PlayStation 3. Abreviada oficialmente como PS pero también conocida como PS1 o PSX, es una consola de 32 bits lanzada por Sony Computer Entertainment el 3 de Diciembre de 1994 en Japón y prácticamente un año más tarde en occidente, durante el mes de septiembre de 1995.

Como parte de la quinta generación, compitió principalmente con la Nintendo 64 y la Sega Saturn, aunque la diferencia con lo que dominó el mercado fue abismal, especialmente tras los primeros años.

El primer esbozo de una PlayStation data de 1986, incluso antes que la NES viera la luz por nuestras tierras. Nintendo estaba intentando introducir el disco como medio con la Famicom en Japón, pero tenía problemas. Al sistema de disquetes de la Famicom le faltaba fiabilidad y algún método de protección de copia. Así, cuando los detalles del CD-ROM/XA (que no tenía ninguno de estos problemas) salieron a la luz, Nintendo estuvo interesada de inmediato. Esta extensión del formato CD-ROM que fue desarrollada prácticamente a la vez por Sony y Philips, combinaba el uso comprimido de audio, vídeo y datos con acceso simultáneo. En este punto, Nintendo se acercó a Sony para desarrollar un accesorio de CD para la Super Nintendo, que provisionalmente se llamó SNES-CD. Con la firma del contrato, empezó el trabajo. Parece que la elección de Sony no fue casual: Ken Kutaragi, el padre de la PlayStation, fue la persona que “vendió” a Nintendo el procesador de sonido de la Super Nintendo.

Los problemas empezaron en este punto. Sony empezó a planear una consola propia (con la marca Sony) pero que sería también compatible con la Super Nintendo. Esa consola tendría dos formas de entrada: los cartuchos de la Super Nintendo y los CD de Sony, dando a ésta última un grado de control importante a pesar del dominio del mercado de la Super Nintendo.

El producto, llamado la PlayStation, se debería haber anunciado en el famoso CES de 1991. Pero cuando Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo, leyó el acuerdo original de 1988 con Sony se dio cuenta de un detalle: ese contrato daba el control completo a Sony de todos los títulos que usasen el formato CD-ROM para la Super Nintendo. Yamauchi rompió el contrato al considerarlo inaceptable (algo que resulta fácil de entender con el sistema de licencias que tenía Nintendo) y, en vez de anunciar la asociación entre Sony y Nintendo, Howard Lincoln (presidente de Nintendo América) reveló que la alianza era con Philips, planeando abandonar todo el trabajo previo hecho con Sony. Sin que Sony lo supiese, Lincoln y Minoru Arakawa (que era el yerno de Hiroshi Tamauchi) habían viajado a Europa para establecer una alianza bien distinta con Philips. El resto es historia – en gran parte fracasada - y la Philips CD-i.

Después del revés y la afrenta al honor, Sony pensó en dejarlo, pero finalmente optaron por usar todo lo aprendido y desarrollado para crear una consola completa. Nintendo incluso presentó una demanda e intentó parar el proyecto, pero el juez que llevó el caso lo denegó. En octubre de 1991 el primer prototipo se presentó, pero parece que no se produjeron más de 200 unidades de esas máquinas.

Durante este período, además, Sony se posicionó muy cerca de Sega. Su conocimiento en el sector del CD les llevaron a ser una de las compañías que más apoyaron a Mega-CD, en una ironía del destino. Incluso se llegó a hablar del desarrollo de una unidad de CD para una futura consola; trato que finalmente no llegó a buen puerto.

Pero como esto es, al fin y al cabo, una familia dónde mejor llevarse bien, a finales de 1992 Sony y Nintendo llegaron a un acuerdo para permitir que la PlayStation tuviese la posibilidad de usar los cartuchos de Super Nintendo, aunque con Nintendo manteniendo los derechos y recibiendo buena parte de los ingresos. No obstante, Sony decidió cambiar de idea; su PlayStation cambiaría completamente para rediseñarla para la quinta generación. Así pues, se eliminó la ranura de Super Nintendo y, para evitar problemas de copyright, se cambió el nombre de “Play Station” a “PlayStation”. Ese espacio marcó la diferencia.

Situándonos en contexto, Sony era una novata en el mercado en 1994. El mercado llevaba años dominado por Nintendo, con Sega en una cómoda segunda posición. Además, Nintendo no había dejado su dominio desde 1985 con la NES, y se esperaba que siguiese con su Nintendo 64. Sony se posicionó para una audiencia más masiva, incluyendo los adultos, y ignoró en gran medida a los menores de 14 o 15 años, que seguirían más fieles a Nintendo y Sega.

El lanzamiento de PlayStation coincidió seguramente con el mejor momento para hacerlo. La fidelidad a Sega estaba en entredicho tras el desastre de la 32X. Nintendo hablaba mucho de su siguiente sistema, pero todavía no había mostrado nada. Consolas que habían generado mucha expectación como la 3DO y la Atari Jaguar estaban en la cuneta. Sony había hecho sus deberes y tenía una cantidad enorme de estudios de desarrollo listos para publicar sus juegos, además de darles un kit de desarrollo de fácil uso. Muchos de estos desarrolladores habían sido quemados por Sega – con la complejidad de programar para la Saturn – así que se apuntaron rápidamente al tren de Sony. Y aún con el movimiento de adelanto de la Saturn varios meses, el presupuesto de marketing de Sony hizo mucho más impresionante su lanzamiento, generando mucha más prensa positiva. La competición parecía que sería igualada, pero la verdad es que la PlayStation superó rápidamente a la Saturn y nunca volvió a mirar atrás.

La PlayStation era innovadora por su tiempo y extremadamente bien diseñada. Compacta y gris, la consola contrasta claramente con los negros que eligieron prácticamente todas las otras consolas. Los mandos tenían agarres para las dos manos y cuatro botones en los hombros, algo rompedor en ese momento. La PlayStation tenía, además, dos puertos para Memory Cards en el frontal; si bien la Neo-Geo y la Mega-CD ya habían usado previamente Memory Cards o similares, el concepto no fue explotado en masa hasta la PlayStation. Estas tarjetas de memoria eran pequeñas, fáciles de gestionar e incluso bonitas. A los jugadores les entusiasmó ver que no iban a quedarse sin espacio y que podrían transportar sus partidas a casa de los amigos. Internamente, la máquina estaba optimizada para los gráficos 3D. Sony predijo que el futuro iba a estar en los gráficos poligonales y no en los sprites planos; evidentemente, estaban en lo cierto.

La PlayStation gozó de una de las listas de títulos más espectaculares que recuerdo en el lanzamiento de una consola, especialmente en los primeros meses. La lista siguió incrementando en los siguientes años. Enumerarlos todos es tan imposible como espectacular: Ridge Racer, Tekken, Wipeout, Crash Bandicoot, Tomb Raider, Metal Gear Solid, Gran Turismo, Resident Evil, Silent Hill, Final Fantasy… La PlayStation también se convirtió, contra pronóstico, en la consola principal para juegos deportivos, combinando un buen 3D con jugabilidad de calidad. Muchos creyeron que por tradición estos serían de la Saturn, pero se equivocaron. La PlayStation terminaría con la librería de juegos más grande de la historia de las consolas, con más de 2000.

Como una de las consolas más vendidas de la historia, la PlayStation convirtió a Sony en el líder de la industria. Este éxito se mantendría en las generaciones siguientes, especialmente con la PlayStation 2 que, a la postre, era compatible con los juegos de PlayStation. En 2001, la PlayStation fue rediseñada como PS One, en una versión más pequeña y redondeada.

Además, la retro compatibilidad de la PlayStation 2 y el dominio de la PlayStation hicieron que la base instalada de jugadores de Sony pesase más que las novedades, y acabó desde el inicio con la Sega Dreamcast, la XBOX y la GameCube, pero esto ya lo veremos en la sexta generación.

Seguramente fue el gran éxito de PlayStation el que acabó con el uso de los cartuchos en las consolas. Aunque no fuese el primero, fue el primero con éxito, que además acabó con la última consola que usó cartuchos propios, la Nintendo 64.

El genial mando de la PS - con Dual ShockEl genial mando de la PS - con Dual Shock

Innovaciones / Curiosidades

  • El mando de la PlayStation es, en mi opinión, el que goza de un mejor diseño de todos los que he probado. Con 10 botones (una revolución), cuatro de ellos en la parte de los “hombros”, un buen agarre y gran resistencia y respuesta, fue clave en el éxito.
  • Aunque como hemos dicho, la Neo-Geo y la Mega-CD ya usaron Memory Cards en el pasado, siendo la Neo-Geo la primera, la PlayStation fue la primera consola en convertirlo en algo habitual.
  • Los botones de OK y Cancel para los menús suelen ser a la inversa entre los lanzamientos japoneses y los occidentales. En Japón, el círculo se usa como OK y la X como cancelar, por su significado en ese país. En cambio, en occidente, el círculo o la X se usan indistintamente para aceptar y el triángulo o el cuadrado para cancelar. Esto, que parece poca cosa, causa más de un problema al jugar a los pocos juegos que no lo cambiaron, como Final Fantasy VII o Vagrant Story, que especialmente al inicio llevan de cabeza a más de uno con sus controles de menú.
  • Los juegos de PlayStation son compatibles tanto con la PlayStation 2 como con la PlayStation 3 en todos sus modelos.

 

Killer Games

Otra consola que, como la NES, no sé por dónde acotar. Así que me voy a intentar centrar, mencionar sólo un juego por saga y mencionar sólo los más claves. En mi opinión, la lista de Killer Games debería ser interminable, especialmente en RPGs, dónde voy, muy a mi pesar, a mencionar sólo uno.

  • Ridge Racer: diría que, para mí, la saga Ridge Racer es el más claro ejemplo de juego de carreras arcade. Todavía conservo con cariño extremo a Ridge Racer Type 4.

  • Wipeout: este juego de carreras futurista tiene un ritmo trepidante y una banda sonora tan de los 90 que no podía faltar en esta lista.

  • Tekken: la revolución iniciada en la lucha en 3D por Virtua Fighter la terminó Tekken con un estilo muy pulido.

  • Metal Gear Solid: me confieso. Nunca he jugado a él. Pero mi hermano que se ha hartado de ello. Fue el definidor del género.

  • Gran Turismo: qué decir de Gran Turismo. El juego más vendido de la consola nos permite correr por placer; ganar torneos y carreras y llenar nuestro garaje virtual de los coches reales más espectaculares.

  • Crash Bandicoot: la mascota no oficial de Sony durante la PlayStation, este juego de plataformas 3D “guiado” es divertido, entretenido y colorido.

  • Spyro the Dragon: un personal favorite; creo que es el primer juego en el que conscientemente me dejé los cuernos para completarlo al 100%. Un juego de plataformas excepcional y divertido, a mi modo de ver el equivalente natural a Super Mario 64.

  • Resident Evil: con él nació el término survival horror, un término de marketing para inventar un subgénero de los juegos de aventura y acción con temática de miedo, que se popularizó con sus secuelas y otros juegos como Silent Hill. La saga Resident Evil es la más vendida y rentable de Capcom (y eso que tiene unas cuantas franquícias). Este fue uno de los géneros estrella de la PlayStation.

  • Final Fantasy VII: Square abandonó a Nintendo a favor de Sony por este juego, que necesitaba más espacio que el que iban a proporcionar los cartuchos de la Nintendo 64. Rompió con todo convirtiéndose en un Killer Game de los de verdad; de los que hacen que compres una consola por encima de otra solamente por su existencia.

 

Jugabilidad en el presente

Con su masiva selección de juegos, la PlayStation tiene decenas o centenares de juegos que todavía hoy día vale la pena jugar. Como acabamos de ver, Ridge Racer y Gran Turismo se posicionaron como estándares en la competición arcade y realista respectivamente, mientras Tekken marcó diferencias en la lucha 3D. Resident Evil y Metal Gear Solid pusieron las bases de dos nuevos géneros (los survival horror y los stealth action). Crash Bandicoot y Tomb Raider gozaron de enorme popularidad. La única pega que se le puede encontrar es su envejecimiento. Muchos de los primeros juegos en 3D tienen polígonos algo bastos y texturas poco agraciadas, especialmente los juegos deportivos, lo que hace que muchas de las mejores entregas para jugar hoy día no sean las primeras. La otra área de mejora son los juegos 2D, que salvo algún ejemplo (como el Castlevania), brillan por su ausencia.

La PlayStation es un sistema fácil de coleccionar. No es difícil encontrar juegos completos, aunque también es cierto que las cajas de CD tienen algunos puntos débiles que hace difícil encontrarlos sin roturas. Las consolas, gracias a su nivel de ventas espectacular, son abundantes y baratas, aunque mejor evitar los primeros modelos, que tienen problemas de fiabilidad.

Detalle del frontal de la PlayStationDetalle del frontal de la PlayStation

En mi colección

La PlayStation cambió mi vida en 1997. Todavía conservo esa consola aunque, debido a su uso intensivo y algún que otro accidente perruno con los cables, está estropeada – la pieza que hace girar el disco se hizo añicos. El accidente coincidió con el lanzamiento de la PlayStation 2, que además era retro compatible, así que ya os podéis imaginar dónde fueron a parar mis ahorros.

Para compensar, no hace mucho compré otra PlayStation que sí funciona, así que complemento mi querida PlayStation fallecida en acto de servicio con otra que rescaté de una tienda de segunda mano.

 

Additional information