La llamada segunda generación (también llamada edad temprana de los 8-bit) empieza en Estados Unidos en 1976, con el lanzamiento de la Fairchild Channel F, una consola que nunca salió del país americano.

Grosso modo, diríamos que hasta entonces los juegos se codificaban en microchips, de tal forma que no se podían añadir más juegos a los que traía la consola. La Magnavox Odyssey, por ejemplo, tenía una especie de cartuchos, pero a la práctica no eran más que interruptores que activaban o desactivaban una parte del circuito para mostrar elementos distintos. Las máquinas tipo Pong, por otro lado, usaban chips dedicados. Con la segunda generación, los procesadores de propósito general entraron en escena; ahora los juegos se almacenarían en cartuchos y, por lo tanto, las posibilidades de las máquinas (y de negocio) aumentarían enormemente.

Fairchild, siendo la primera, patentó además el sistema de cartuchos. Esta es la llamada patente 555, que cuando la compañía quebró años más tarde, se definió como la única cosa de valor que quedaba de Fairchild. Alpex, que fue la compañía creada para explotar dichos derechos, vivió durante muchos años simplemente de cobrar por el uso de cartuchos intercambiables, hasta que Nintendo, en un caso famoso (ALPEX COMPUTER CORP. v. NINTENDO CO., LTD), se opuso a ello.

En 1977, Atari lanzaría su VCS, que más tarde se llamaría Atari 2600. Esta se convertiría en la consola (de lejos) más popular de la generación, también en Europa, dónde llegaría un año más tarde.

La Bally Astrocade (originalmente Bally Home Library Computer) fue lanzada también en 1977, pero sólo disponible a través de pedidos por correo. Nunca tuvo demasiada popularidad y tampoco ayudó el poco interés de Bally en el mercado arcade. La Bally también desapareció con el crash del 83.

En 1978, Magnavox lanzaría su propuesta para esta generación, la Odyssey 2. Philips también la lanzaría en Europa (cabe recordar que Magnavox no es más que la filial americana de la compañía holandesa), pero no sería hasta 1982 cuando vería la luz bajo el nombre de G7000 o Videopac. Otras subsidiarias de Philips, como Radiola, se encargarían de llevarlas a otros países bajo sus marcas respectivas.

Mattel, a través de Mattel Electronics, también entraría en batalla con su Intellivision, en 1980. La Intellivision era notablemente más avanzada, con un procesador que usaba instrucciones de 10 bits y registros de 16 bits. También es capaz de emitir sonido por tres canales distintos, un hito para el momento. Su primera producción se agotó rápidamente y fue la primera consola que supuso un riesgo para Atari. No obstante, Atari tenía en exclusiva algunas de las conversiones de arcades más populares del momento y además, era más económica. Así, la diferencia de precio hacía que, aún con una Intellivision más potente, las ventas de la Atari 2600 superasen a las de la Intellivision año tras año. Desde entonces, la paridad de precios ha influenciado a todas las guerras entre consolas. Aquí la comparativa, por George Plimpton, anunciando la Intellivision y comparándola a la Atari 2600:

1982 fue un año tan interesante como desdichado a nivel de maquinitas. Vieron la luz la Emerson Arcadia 2001 y la Atari 5200 (que nunca llegaron a Europa), pero también la Vectrex y la ColecoVision, que sí lo hicieron. Ambas son espectaculares en su medida; la Vectrex es única, pues es la primera y última consola que usa gráficos vectoriales y pantalla propia incorporada, y llegó a Europa de mano de MB (Milton Bradley) en 1983. La ColecoVision tiene una potencia sin comparación en esa época, con un hardware que años más tarde se seguiría usando para tareas computacionalmente intensas como la edición de vídeo. Todas morirían en menos de dos años.

Adicionalmente cabe destacar la creación de Activision en 1979, por parte de ex programadores descontentos de Atari. Fue el primer creador independiente de videojuegos.

Algunos de los juegos más famosos y trascendentes de esta generación son:

  • Asteroids
  • Breakout
  • Defender
  • Donkey Kong
  • Mario Bros.
  • Pac-Man (aunque tuviese conversiones tan malas como la best-seller de Atari 2600, algo que ayuda a entender el crash)

  • Pitfall!
  • Space Invaders
  • Tempest

Algunos de ellos sentaron las bases de sagas que todavía nos acompañan hoy en día, como Donkey Kong:

¿El problema? Que llegó el crash del 83. Muchas consolas en el mercado, demasiados juegos que no cumplían las expectativas, muchos desarrolladores llenando el mercado de malos juegos y un consumidor todavía muy novel, generaron una espiral de descontento que terminó con una grave crisis, que duraría hasta finales de 1984. Los consumidores dejaron de comprar: ese año, prácticamente no se lanzaron juegos nuevos. En Europa el impacto no fue directo; el 83 fue un año relativamente normal, dónde la gente seguía aprovechando la Atari 2600, Intellivision, ColecoVision, Videopac e incluso la Vectrex. La crisis no impactó de la misma forma porque, en el fondo, Europa todavía sufría de un retraso crónico de un par de años respecto EEUU. Pero cuando se suponía que llegaría el efecto más crudo del crash, lo que realmente hizo aparición fue la revolución; había llegado la NES y con ella, la tercera generación.

A continuación, listo las representantes de la segunda generación en mi colección, que se centra en las que llegaron a nuestras tierras:

RCA Studio II Atari 2600 Atari 5200 Philips Videopac G7000 Mattel Intellivision Coleco ColecoVision MB Vectrex Atari 2600 Jr.

 

Additional information