MB MicroVision

Características

  • Fabricante: Milton Bradley (MB)
  • Procesador: Intel 8021
  • Formato: Cartuchos
  • Librería de juegos: 11 + 1 extra en Europa
  • Precio Original: 39,99$ (de 1979) y 19,99$ cada cartucho.
  • Ventas: No hay cifras exactas, pero seguro que fueron menos de 1.000.000 en todo el mundo.

 

MB Microvision completa.MB Microvision completa.

Historia

Una consola portátil en 1976 significaba poco más que ver un punto rojo a medida que lo intentabas alejar de otros puntos rojos. Esta tecnología primitiva era la base de los juegos portátiles de Mattel, como Auto Race, que inició una industria que generó aproximadamente 400 millones de dólares en ventas. Hacia el final de la década, Milton Bradley se dio cuenta del potencial de un sistema portátil con juegos programables.

El éxito de la Atari 2600, lanzada en 1977, hacía pensar que el uso de los cartuchos intercambiables era el camino. Fue este pensamiento el que posibilitó la Microvision, el primer sistema portátil de cartuchos intercambiables de la historia. Y como habitualmente ocurre con los productos pioneros, el gran problema de la Microvision era que llegó un poco antes de la cuenta. La idea era genial y original; un sistema compacto que pudiese ser jugado en cualquier sitio y que no se limitase a un solo juego. Pero, lamentablemente, la tecnología disponible en 1979 no era suficiente para copar con las expectativas de sus diseñadores.

Microvision sin el cartucho instalado.Microvision sin el cartucho instalado.

Para empezar, la pantalla de la Microvision era mínima: 16x16. Es decir, 16 puntos de ancho por 16 puntos de alto. Para que os hagáis una idea, las necesidades para un Tetris son de, mínimo, 10x18, así que la Microvision no hubiese podido reproducirlo (en el caso que hubiesen coincidido; el invento de Tetris es más tardío). Pero para seguir, las pantallas LCD todavía no eran demasiado avanzadas; muchas sufrían el mal endémico de la rotura de pantalla, que ocurría cuando el cristal líquido se derramaba, dejando la pantalla negra para siempre. En la Microvision, esto podía suceder incluso de forma casi espontánea, con un rayo de sol o un día caluroso de verano. La membrana de las teclas también dejaba de responder con el tiempo.

Aparentemente, los consumidores no estaban listos; aunque MB obtuvo beneficios en su primer año, la portátil sería olvidada en 1981. Sorprendentemente, los jugadores preferían consolas con un solo juego. Esto explica el éxito de Simon, por ejemplo.

Sea como sea, la Microvision preparó el camino de una industria que cambiaría permanentemente con la entrada de la Game Boy en 1989, la segunda consola programable de la historia – 10 años más tarde.

Innovaciones / Curiosidades

  • La consola puede parecer grande para una portátil, pero nos tenemos que poner en situación. En 1979, la Microvision era una maravilla de la ingeniería y años luz por delante de cualquier maquinita de la competencia. Después de todo, fue la primera portátil de cartuchos intercambiables con pantalla LCD del mundo. Pasarían 10 años antes que alguien pudiese mejorarla. Ese alguien era Gunpei Yokoi.
  • Dependiendo de la versión (del procesador, de hecho), la consola usaba una o dos pilas de 9v. ¿El tiempo de juego aproximado con dos pilas de 9v? Una hora.
  • El hombre que diseñó la Microvision, Jay Smith, también fue quién creó la Vectrex en 1981.

Killer Games

No me atrevo a mencionar a ninguno como killer game, pero Block Buster era el juego que iba incluido de lanzamiento. Es un clon de Break Out.

Microvision con Flipper.Microvision con Flipper.

Jugabilidad en el presente

Sinceramente, nula. Podéis comprobarlo en vídeo.

En mi colección

Dispongo de una Microvision francesa, en su caja original en buen estado, incluyendo las instrucciones y una funda de piel artificial (faux leather, siempre me ha parecido que tiene un toque especial dicho así). La consola funciona a la perfección, introducir las pilas es algo complicado y la verdad, se trata de una pieza que estoy encantado de tener en un sitio privilegiado. En el fondo, es un Leonardo da Vinci de la electrónica, un pequeño milagro de la ingeniería temprana.

Microvision con su manual y la funda de faux leather.Microvision con su manual y la funda de faux leather.

Additional information